lunes, 31 de marzo de 2014

Dietas Vegetarianas Ovo-Lacteas para Niños


Los hábitos dietéticos se instauran en la temprana infancia. Las dietas vegetarianas ofrecen a tu hijo la oportunidad de aprender a disfrutar de una gran variedad de alimentos maravillosos y nutritivos. Estos alimentos proporcionan una excelente nutrición en todas las etapas de la infancia, desde el nacimiento hasta la adolescencia.
Bebés

El mejor alimento para los recién nacidos es la leche materna, y cuanto más tiempo sea amamantado el bebé, mucho mejor. Si tu bebé no está siendo amamantado, las fórmulas infantiles son una buena alternativa y se encuentran ampliamente disponibles. No utilices leche de soja comercial. Los bebés poseen necesidades especiales y requieren una fórmula a base de soja que esté desarrollada especialmente para esos requisitos.

Los bebés no necesitan ningún otro alimento aparte de la leche materna o de la fórmula de soja durante los primeros meses de vida. Los bebés amamantados necesitan unas dos horas semanales de exposición al sol para producir vitamina D. Algunos bebés, especialmente aquellos que viven en climas nubosos, puede que no lleguen a elaborar cantidades suficientes de vitamina D. En tal caso, podrían ser necesarios suplementos de vitamina D.

Las mujeres vegetarianas absolutas que están amamantando deberían también asegurarse de que incluyen buenas fuentes de vitamina B12 en su dieta, pues su ingestión puede influir en los niveles que llegan a la leche materna. Los alimentos enriquecidos con cianocobalamina, la forma activa de vitamina B12, pueden proporcionar cantidades adecuadas de este nutriente. También puedes tomar un complejo multivitamínico siguiendo las instrucciones de tu médico.

La leche materna o la fórmula infantil debería ser utilizada durante al menos el primer año de vida del bebé.

Alrededor de los cuatro o cinco meses de edad, o cuando el peso del bebé se haya duplicado, se puede añadir otros alimentos a su dieta.

Introduce un alimento nuevo cada vez, a intervalos de una o dos semanas. Las siguientes directrices proporcionan un plan flexible para la introducción de alimentos en la dieta del bebé.

Cuatro a Cinco Meses

Introduce cereales infantiles enriquecidos con hierro. Prueba primero con la papilla de arroz puesto que es el cereal que menos alergias provoca. Mézclala con un poco de leche materna o de fórmula de soja. Posteriormente ofrécele al bebé papillas de avena o cebada.

Seis a Ocho Meses

Introduce las verduras. Deben estar bien cocidas y trituradas. Las papas, chauchas, las zanahorias y arvejas son buenas opciones iniciales.

Introduce las frutas a continuación. Prueba con banana triturada, palta, durazno o compota de manzana.

A los ocho meses de edad, la mayoría de los bebés pueden comer galletas, pan y cereales inflados.

Además, alrededor de los ocho meses, los bebés pueden empezar a comer alimentos más ricos en proteínas como el tofu o porotos alubias bien cocidos y triturados.
Niños

Los niños tienen unas necesidades elevadas de calorías y nutrientes, pero su estómago es pequeño. Ofrece a tu niño frecuentes aperitivos, e incluye en su dieta algunos alimentos menos "voluminosos" como cereales refinados y zumos de fruta. No obstante, limita los zumos, pues los niños pueden hincharse bebiéndolos, prefiriendo su sabor dulce antes que otros alimentos.

Algunos alimentos, como algunas papas fritas, los manies y las uvas, pueden representar un riesgo de asfixia. Asegúrate de cortar los alimentos en trozos pequeños y anima al niño a masticar bien la comida antes de tragar.

Las necesidades calóricas varían de un niño a otro. Las siguientes directrices son generales.

Los Grupos de Alimentos para los Niños

Panes y cereales
 Incluye todos los panes, bollos, tortas, cereales calientes y fríos, pasta, cereales cocidos como el arroz y la cebada, y las galletas.
Legumbres, frutos secos y semillas

Incluye cualquier legumbre cocida como los porotos alubia, otras variedades de porotos , las lentejas, las arvejas partidas, los porotos aduqui, chauchas y los garbanzos; el tofu, el tempeh, los sustitutos de carne, la proteína vegetal texturizada (TVP); todos los frutos secos y cremas de frutos secos, las semillas y el tahín (mantequilla de sésamo).

Leche de soja enriquecida o Leche común y  la fórmula para bebés o la leche materna para los lactantes.

Incluye todas las verduras crudas o cocidas que se pueden adquirir frescas, enlatadas o congeladas. También incluye los jugos de verduras.
Frutas

Incluye todas las frutas los zumos de fruta 100 por ciento. La fruta puede ser adquirida fresca o enlatada, preferiblemente en almíbar suave o natural, o en agua.

Raciones Recomendadas

De 1 a 4 años de edad

    Panes y cereales: 6 o más raciones; una ración equivale a entre ½ y 1 rebanada de pan; de ¼ a ½ taza de cereal cocido o pasta; de ½ a 1 taza de cereal de desayuno
    Legumbres, frutos secos y semillas: 2 o más raciones; una ración equivale a entre ¼ y ½ taza de porotos alubias cocidos, tofu, tempeh o TVP; de 40 a 80 gramos de sustituto de carne; de 1 a 2 cucharadas de frutos secos, semillas o cremas de ambos
    Leche de soja enriquecida: 3 raciones; una ración equivale a 1 taza de leche de soja enriquecida, fórmula infantil o leche materna
    Verduras: 2 o más raciones; una ración equivale a entre ¼ y ½ taza de verduras cocidas o entre ½ y 1 taza de verduras crudas
    Frutas: 3 o más raciones; una ración equivale a entre ¼ y ½ taza de fruta enlatada; ½ taza de zumo; 1 fruta mediana
    Grasas: 3 raciones; una ración equivale a 1 cucharadita de margarina o aceite

De 4 a 6 años de edad

    Panes y cereales: 6 o más raciones; una ración equivale a 1 rebanada de pan; ½ taza de cereal cocido o pasta; de ¾ a 1 taza de cereales de desayuno
    Legumbres, frutos secos y semillas: de 1½ a 3 raciones; una ración equivale a ½ taza de porotos alubias cocidos, tofu, tempeh o TVP; 80 gramos de sustituto de carne; 2 cucharadas de frutos secos, semillas o cremas de ambos
    Leche de soja enriquecida: 3 raciones; una ración equivale a 1 taza de leche de soja enriquecida
    Verduras: de 1 a 1½ raciones; una ración equivale a ½ taza de verduras cocidas o 1 taza de verduras crudas
    Frutas: de 2 a 4 raciones; una ración equivale a ½ taza de fruta enlatada; ¾ de taza de zumo; 1 fruta mediana
    Grasas: 4 raciones; una ración equivale a 1 cucharadita de margarina o aceite

De 7 a 12 años de edad

    Panes y cereales: 7 o más raciones; una ración equivale a 1 rebanada de pan; ½ taza de cereal cocido o pasta; de ¾ a 1 taza de cereales de desayuno
    Legumbres, frutos secos y semillas: 3 o más raciones; una ración equivale a ½ taza de porotos alubias cocidos, tofu, tempeh o TVP; 80 gramos de sustituto de carne; 2 cucharadas de frutos secos, semillas o cremas de ambos
    Verduras: 4 o más raciones; una ración equivale a ½ taza de verduras cocidas o 1 taza de verduras crudas
    Frutas: 4 o más raciones; una ración equivale a ½ taza de fruta enlatada; ¾ de taza de zumo; 1 fruta mediana
    Grasas: 5 raciones; una ración equivale a 1 cucharadita de margarina o aceite

Nota: Los tamaños de ración pueden variar en función de la edad del niño.

Para añadir más calorías a la dieta, incluye más raciones de mantequillas de frutos secos, frutas desecadas, productos de soja y otros alimentos ricos en calorías.

Asegúrate de incluir una fuente fiable de vitamina B12 con regularidad. Algunas buenas fuentes son la levadura nutricional Vegetarian Support Formula, los alimentos enriquecidos con vitamina B12 como leche de soja, cereales de desayuno o sustitutos de carnes, y los suplementos de vitamina B12.

Si los niños no obtienen una exposición frecuente al sol (exponiendo las manos y la cara entre 20 y 30 minutos al sol estival dos o tres veces por semana), lo cual promueve la síntesis de vitamina D, existen alimentos enriquecidos y suplementos.

Menús Ejemplo

De 1 a 4 años de edad

    Desayuno:
    Copos con leche de soja o comun
    Zumo de naranja

    Almuerzo:
    Hummus (crema de garbanzos con sésamo) sobre galletas
    Plátano, leche de soja, palitos de zanahoria

    Cena:
    Pan de lentejas y tomate
    Puré de patatas
    Crema de repollo
    Leche de soja
    Aperitivos:
    Ciruelas pasas
    Leche de soja

De 4 a 6 años de edad

    Desayuno:
    Harina de avena con manzana y canela
    Leche de soja
    Gajos de naranja

    Almuerzo:
    Ensalada de tofu sobre pan
    Zumo de manzana
    Palitos de zanahoria
    Galletas de avena

    Cena:
    Porotos de alubias con melaza
    papas asadas
    espinacas
    banana en trozos
    leche de soja o Leche comun

    Aperitivos:
    Barritas energéticas de cereales y semillas
    galletas Graham
    Leche de soja

De 7 a 12 años de edad

    Desayuno:
    Salvado con pasas con leche de soja y banana en rodajas
    Tostada con mantequilla de almendra
    Zumo de naranja

    Almuerzo:
    Macarrones con tofu triturado con levadura nutricional
    Ensalada de frutas
    pan
    Chauchas con almendras

    Cena:
    Sopa de lentejas
    Ensalada con verduras y brócoli
    Pan
    zanahorias al vapor

    Aperitivos:
    Palomitas de maíz
    Barritas energéticas de cereales y semillas

    higos secos

lunes, 2 de septiembre de 2013

Ayote en miel


Morah, le envió los ingredientes y la elaboración del  ayote en miel, es parte de los dulces típicos de aquí El Salvador. Cordialmente,  Juana Lorena Gutiérrez de Rodríguez

Ingredientes
 1 ayote o ahuyama de 2kg (4lbs)
 1 atado y medio de dulce de panela
 canela en raja
 hojas de higo
 4 tazas de agua
 Pizca de anís (opcional)
Prepación
 Lavar muy bien el ayote  o ahuyama

Partirlo en 4 partes primeramente para limpiarlo quitarle semillas una maraña de hilos como raices;luego hacer cuadros mas pequeños,preparar una olla con las 4 tazas de agua ,canela y hojas de higo para que de un sabor exquisito si lo prefiere puede agregar anís,agregar el dulce previamente partido en pedazos mas pequeños,dejar a fuego moderado por unas 2 horas aproximadamente,como son legumbres sueltan agua si lo prefieren agregar mas dulce si ven que todavia le hace falta queda de un color cafe oscuro

Tortilla de Puerro


Comparto esta receta que me envio mi alumna Ada Alexandra Pinzón

Ingredientes
Porciones : 4
1 cebolla mediana picada
1 cucharada de mostaza
2 puerros
250 cc de crema de leche
3 huevos
sal y pimienta a gusto

Preparación
Preparación: 20mins  ›  Tiempo de cocción: 35mins  ›  Listo en:55mins
Precalentar el horno a 200°C (fuerte).
Cocinar los puerros y las cebollas en agua hirviendo con sal durante 5 minutos. Colar bien y secar con toalla de papel. Pasarlos por la licuadora o procesadora.
Mezclar bien los puerros, cebolla, mostaza, huevos y crema. Salpimentar a gusto. Pasar por la licuadora hasta lograr una consistencia de puré.

Verter en un molde redondo enmantecado o en moldecitos individuales para cupcakes untados con aceite y llevar al horno durante 30 minutos.

Flan de Auyama y Coco


Les comparto esta receta que me envio mi alumna Ada Alexandra Pinzon.

Ingredientes

¼ taza de agua
1 ¼ taza de azúcar
1 lata (14 onzas) de leche de coco
¾ taza de leche evaporada
1 taza de puré de calabaza (puede ser enlatado)
6 huevos
2 cdas de ron oscuro
2 cdtas de vainilla
1/8 cdta de sal
Crema chantilly para decorar
Coco rallado tostado, para decorar
Nuez moscada rallada, para decorar

Preparación

Precaliente el horno a 350F. En una olla, caliente el agua y ¾ taza de azúcar hasta que hierva; revuelva hasta que el azúcar se disuelva. Deje cocinar 5 a 9 minutos sin mover, hasta que se vuelva caramelo.  Rocíe el caramelo en un molde redondo de 9 pulgadas, de cerámica o metal.
Aparte caliente la leche de coco, leche evaporada y ½ taza de azúcar, revolviendo hasta que el azúcar se disuelva. En otro recipiente revuelva con un batidor de globo la calabaza, huevos, ron, vainilla y sal.
Agregue las leches a la mezcla de calabaza; revuelva bien. Pase esta mezcla por un colador y luego al molde con caramelo.  Coloque el molde encima de una bandeja de asar con agua hirviendo. El agua debe cubrir 3 pulgadas de alto del molde. Cocine 45 a 55 minutos, o hasta que el cuchillo salga limpio.


Remueva el molde del agua. Deje el molde reposar 1 hora en una rejilla. Tape y refrigere el postre de 1 a 2 días. Para desmoldar, pase una espátula alrededor del flan y vierta en un plato. Decore con la crema chantilly, coco y nuez moscada.

jueves, 29 de agosto de 2013

Torta de Chocolate y Miel

Ingredientes:

3 tazas de harina sin polvos de hornear.
½ taza de cacao amargo.
½ cucharita de sal.
2 ½ cucharita de polvos de hornear.
1 cucharita de bicarbonato de sodio.
1 cucharita de canela molida.
½ cucharita de clavos de olor molidos.
½ cucharita de pimienta gorda o de chapa.
1 taza de aceite vegetal.
1 taza de miel.
1 ½ taza de azúcar granulada.
½ taza de azúcar rubia (empaquetada firmemente).
3 huevos grandes.
1 taza de agua con gas o bebida cola (Como Coca Cola o Pepsi).
1 ½ cucharita de azúcar vainillada.
½ taza de chispas de chocolate (opcional).
1 taza de coco rallado (opcional).
Decoración (opcional)
Frutillas frescas.
Salsa de chocolate casera o salsa de chocolate comprada.
Azúcar impalpable.

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC.
Engrasa bien una fuente redonda de 30 centímetros y deja aparte.
En un recipiente grande, combina la harina, el cacao, polvos de hornear, bicarbonato de sodio, sal, canela, clavos de olor molidos y la pimienta. Deja aparte.
En el recipiente de una batidora eléctrica (se puede utilizar una batidora manual con un recipiente grande),
combina la miel, el aceite y ambas azúcares. Bate la mezcla a velocidad baja-media durante 1 minuto.

Agrega los huevos, el agua con gas (o bebida cola) y la vainilla y bate por 2 a 3 minutos a velocidad lenta.

Lentamente agrega la mezcla de la harina y bate a velocidad medio-baja durante otros 2 minutos hasta que la mezcla está suave y bien mezclada, raspando los lados y el fondo del recipiente cuando sea necesario (quieres asegurarte que toda la miel y los otros ingredientes estén bien combinados, no pegados al fondo del recipiente).

Con una cuchara de madera, agrega las chispas de chocolate y el coco rallado (si estás utilizando), luego vierte la mezcla en el molde preparado y hornea en un horno precalentado a 180ºC por 50 a 65 minutos o hasta que al insertar un palito de prueba en el centro de la torta salga limpio (sin migas húmedas).

Retira del horno y deja que la torta se enfríe en el molde durante 15 minutos, luego inviértelo sobre una rejilla y déjala enfriar completamente. Cuando la torta se haya enfriado, transfiérela a un plato o a una fuente.

Si lo deseas, pon frutillas sobre la torta, rocía con salsa de chocolate casera o salsa de chocolate comprada y espolvorea la torta con azúcar impalpable justo antes de servir.

Tiempo de preparación: 20 minutos.

Para 12-14 personas.


Torta de Manzanas

Ingredientes:

3 tazas de harina sin polvos de hornear.
3 cucharitas de polvos de hornear.
½ cucharita de sal.
4 huevos.
2 tazas de azúcar.
1 taza de aceite de canola.
½ taza de jugo de naranjas.
2 cucharitas de azúcar vainillada.
6 tazas de manzanas peladas y rebanadas delgadas (unas 6 a 8 manzanas).
2 cucharitas de canela molida.
3 cucharadas de azúcar.
Azúcar impalpable.

Preparación:

Combina los tres primeros ingredientes; déjalos aparte.

En un recipiente grande, bate los huevos y el azúcar. Combina el aceite y el jugo de naranja y agrégalo alternadamente con los ingredientes secos a la mezcla. Bate hasta que esté suave; agrega el azúcar vainillada y bate bien.

Vierte la mitad de la mezcla en una fuente redonda engrasada y enharinada. Arregla la mitad de las manzanas sobre la mezcla. Mezcla la canela y el azúcar y rocía sobre las manzanas. Cubre con la mezcla restante, manzanas y canela/azúcar.

Hornea a 180°C durante 1 hora y 10 minutos o hasta que al insertar un mondadientes cerca del centro salga limpio. Enfría por 1 hora antes de sacarla del molde. Enfría, con el lado de las manzanas hacia arriba, sobre una rejilla. Rocía la parte de arriba con azúcar impalpable (flor) si lo deseas.

Preparación: 15 minutos.

Para 12-16 porciones

Galletas de Miel

Ingredientes:

4 ½ tazas de harina de espelta.
1 taza de miel.
½ taza de aceite.
1 cucharita de vainilla.
1 cucharita de bicarbonato de sodio.
Una pizca de canela.
4 huevos.

Preparación:

Mezcla bien todos los ingredientes. Refrigera toda la noche tapado para que no se seque. Puedes también trabajar con ella después de una hora de refrigeración.

Haz pelotas con las manos mojadas y ponlas en una bandeja para galletas.

Precalienta el horno y hornéalas por 12-15 minutos.

 Tiempo de preparación: 20 minutos


Rinde para 24 galletas.

Jalá de Miel Redonda Integral

Ingredientes:

5 tazas de agua
1.3 kilogramos de harina integral para pan.
1 kilogramo de harina integral de repostería.
(También puedes utilizar 2.3 kilogramos de harina integral Shibolim si está disponible en tu zona, para resultados excelentes).
50 gramos de levadura o 3 ½ cucharadas de levadura seca.
3 cucharadas de miel.
1 taza de aceite.
4 cucharadas de sal.
½ taza de pasas (opcional).
1 huevo para glasear.
Semillas de sésamo o de amapola para rociar sobre la jalá.

Preparación:

Pon todos los ingredientes lentamente en la batidora en el orden dado. Deja que se mezclen al menos 12 minutos, hasta que consigas una masa elástica y perfecta. Si la masa estuviese muy seca agrega un poco de agua. Si estuviese muy húmeda agrega un poco de harina. Utiliza tu discreción para obtener la consistencia deseada. Rocíala con un poco de harina para que no se pegue al recipiente. Cúbrela con una bolsa plástica (para leudado más rápido) y luego con un paño de cocina.
Deja la masa leudar por 1 hora y luego golpéala para reducirla, déjala leudar otra hora y golpéala para reducirla otra vez.
Corta la masa en la cantidad deseada de jalot que quieras obtener.
Para que se vea más elegante y más trenzada corta cada pedazo de masa en seis pedazos y amásalos para formar seis hebras. Forma las hebras como un tablero de tres en raya (gato) y así tendrás tres hebras de cada lado. Trenza cada lado y luego mételos debajo de la jalá. Déjala leudar otros 20 minutos.
Para un hermoso glaseado utiliza solamente la yema de huevo para "pintar" tu jalá. Rocía con semillas de sésamo o de amapola, o déjala como está.

Formando Jalot Individuales
Corta pedazos de masa de jalá que pesen no más de 50 gramos cada uno. Amásalos para darles forma alargada. Luego ponlos cruzados uno arriba del otro.
De los dos pedazos largos puedes ahora obtener cuatro pedazos para trabajar.
Una vez que la jalá está trenzada dale forma redonda.

Este es el resultado perfecto del panecillo trenzado.

Jalá Redonda de Miel

Ingredientes

2 paquetes de levadura seca, o 2 panes de levadura fresca comprimida.
1 cucharita de azúcar.
2 tazas de agua tibia.
8-9 tazas de harina, cernida.
¾ taza de miel.
1/3 taza de azúcar.
1 cucharada de sal.
1 cucharita de polvos de hornear (opcional).
¾ taza de margarina, a temperatura ambiente.
3 huevos, batidos.
1½ cucharitas de extracto de vainilla.
1/8 de cucharita de nuez moscada.
½ taza de pasas.

Glaseado
1 yema de huevo, batida con 1 cucharita de agua.
Semillas de sésamo o de amapola (opcional).

Preparación
En un recipiente grande para mezclas, disolver la levadura y la cucharita de azúcar en ½ taza de agua tibia. Cubrir y dejar estar por 5-10 minutos hasta que se forme espuma. Agregar batiendo las 4 tazas de harina y los ingredientes restantes, excepto las pasas, hasta que esté suave – unos 5 minutos. Agregar las 2 tazas de harina restantes al mismo tiempo, batiendo bien después de cada adición. Agregar las pasas. Amasar con un gancho para masa o con la mano durante 10 minutos. Poner en un recipiente engrasado y voltear la masa para engrasarla por todos lados. Cubrir con un paño húmedo y dejar leudar hasta que doble su volumen – entre 1½ y 2 horas. Dividir la masa en 3 partes iguales (dejando un puñado aparte para la escalera). Estirar cada parte para formar una cuerda de 50 centímetros de largo. Reducir los bordes. Enrollar la cuerda en si misma (no debe haber ningún hoyo en el centro) y meter las puntas abajo. Poner en una fuente redonda de fondo desmontable de 30 centímetros.
Para hacer la escalera, cortar 2 tiras del grosor de un lápiz, de 12 centímetros de largo (para los costados de la escalera); y 4 tiras delgadas, de 5 centímetros de ancho (para los peldaños). Fijar con seguridad en el centro de cada jalá. Cubrir y poner en un lugar tibio por 50 minutos para que leude nuevamente. Pincelar con el glaseado. Rociar con sésamo o semillas de amapola, si lo deseas. Hornear en horno precalentado a 180ºC por 40-45 minutos. Cuando la jalá está lista, hace un sonido hueco cuando la golpeas en el fondo.
Rinde para 3 jalot.


Leicaj de Miel

Ingredientes
Huevos 3
Aceite de maíz 175 cc
Azúcar negra 325 g
Miel 175 g
Té oscuro 1 taza
Harina 0000 380 g
Polvo para Hornear 10 g
Clavo de olor 1 pizca
Canela en polvo 5 g
Nueces 250 g
Azúcar impalpable c/n

Preparación
Colocar en el vaso de la procesadora los huevos, el aceite, el azúcar, la miel y él té oscuro. Procesar hasta unir. Reservar.
En un bol mezclar la harina cernida (reservar 1 cda), el polvo para hornear, el clavo de olor, la canela.
Integrar los secos con los líquidos.
Colocar 1 cda de harina sobre las nueces y mezclar. Integrar a la preparación y mezclar en forma envolvente.
Verter la preparación en un molde enmantecado y enharinado de 20 cm X 20 cm y cocinar en horno precalentado a 180°C de 35 a 40 minutos.

Desmoldar y espolvorear con azúcar impalpable.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Torrijas con miel

Ingredientes:
Barra de pan firme blanco
4 huevos
2 litros de leche
Cáscara de naranja y canela en rama
Miel
100 gramos de azúcar
Aceite de oliva

Preparación:
Cocemos la leche junto con una rama de canela y la cáscara de naranja. Cuando haya hervido se retira hasta que quede templada y entonces añadimos el azúcar removiendo para que se disuelva.
Cortamos el pan en rebanadas como de dos centímetros de espesor, las colocamos en una fuente para remojar junto con la leche de la que hemos retirado la canela y la cáscara de naranja; se dejan empapar bien pero procurando que no se deshagan.
Pasamos las rebanadas escurridas de la leche por los huevos batidos y las freímos en una sartén con abundante aceite.
Se van retirando las rebanadas ya fritas sobre una fuente cubierta con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
Se colocan las torrijas ya hechas en una fuente y se rocían con miel rebajada con agua.

Existen muchas variantes de torrijas, por ejemplo quien prefiere hacerlas con pan sentado del día anterior o quien prefiere presentarlas espolvoreadas con azúcar y canela, o con leche en lugar de con miel.

Caramelos de miel caseros

Ingredientes:
500 gramos de azúcar
6-7 cucharadas de miel
2 cucharadas de agua
1 cucharada de vinagre
Modo de Elaboración:
Gracias a esta receta dispondremos de caramelos de miel cuando nos apetezca uno. En una olla agregamos todos los ingredientes y dejamos derretir a fuego medio, removiendo para que la mezcla sea perfecta y podamos disfrutar de un dulce caramelo de miel a cualquier hora.

Cuando se disuelva todo el azúcar simplemente vamos agregando el caramelo líquido en moldes para caramelos redondos o de la forma que queramos. Dejamos enfriar durante algunas horas y después lo podemos introducir en frascos de cristal.

viernes, 5 de julio de 2013

Babaganoush - Paté de Berenjena


Ingredientes
1 berenjena grande o 2 medianas
1 cebolla
2 ó 3 dientes de ajo
2 cucharadas de tahine (opcional)
el zumo de 1/2 limón
4 cucharadas aceite de oliva
1 ramillete de perejil
1 cucharada de comino molido
sal y pimienta

Preparación

Pelamos y cortamos la cebolla. Lavamos las berenjenas y las cortamos en trocitos (cuanto más pequeños piquemos los ingredientes antes se hará el paté).

Ponemos a calentar el aceite en una sartén y freimos la cebolla y la berenjena. Vamos removiendo para que no se peguen al fondo.

Cuando esté todo bien pochado lo pasamos a un recipiente para la batidora y lo batimos todo junto con el resto de ingredientes: el ajo y el perejil picados, el zumo de limón, el comino, la sal y la pimienta.

Podemos servirlo para untar junto con pan tostado o pan de pita

Comentarios a la receta

Si tenemos tahine (pasta de sésamo) podemos añadir alguna cucharada y le daremos a este paté vegetal un gusto especial, pero no es imprescindible.

Si nos queda el paté muy líquido podemos corregir el espesor con pan rallado, dándole la consistencia que queramos.


Buen provecho y Shabbat Shalom!

Champiñones caramelizados a la soja


Ingredientes
1/2 kilo de champiñones
1/2 taza de perejil picado
2 dientes de ajo
1/4 de taza de salsa de soja
1/2 taza de agua
3 cucharadas de azúcar
1 cucharada de semillas de amapola

Preparación

Lavaremos bien los champiñones y cortaremos en trocitos los tallos pero dejaremos enteras las cabezas. Picaremos el ajo muy finito y lo pondremos junto con los champiñones en una sartén con un chorrito de aceite. No es necesario usar mucho aceite porque los champiñones en seguida empezarán a soltar líquido y eso será suficiente para cocinarlos. Iremos removiendo con cuidado para no romper las cabezas de los champiñones y cuando haya pasado un minuto, añadiremos el perejil cortado y la cucharada de semillas de amapola, que suelen encontrarse en cualquier herbolario. Como alternativa puede usarse una cucharada de semillas de sésamo.
Dejaremos que los champiñones se vayan tostando a fuego medio y mientras tanto prepararemos el líquido para caramelizar. En una taza pondremos el agua y el azúcar y mezclaremos bien hasta que el azúcar se haya disuelto, entonces agregaremos la salsa de soja.
Cuando los champiñones estén tostaditos, añadiremos el líquido y lo mantendremos todo a fuego medio removiendo constantemente para que el azúcar no se pegue a la sartén. Hay que darle su tiempo a este proceso, el líquido debe reducirse a la mitad, lo que tardará unos diez minutos.

Comentarios a la receta


La receta no incluye nada de sal ya que la salsa de soja ya es bastante salada.

Crema de calabaza y zanahoria con crostones de pan integral


Ingredientes para 4 personas
1 calabaza pequeña
2 zanahorias
1 cebolla grande
perejil fresco
1/2 patata
nuez moscada
pimienta
sal
aceite de oliva
media barra de pan integral o cuatro rebanadas de pan integral de molde.

Preparación

En primer lugar pelaremos la patata y la cortaremos en tres o cuatro partes, es este ingrediente el que servirá para engruesar nuestra crema, así que usaremos media patata grande o una patata mediana entera.
Echaremos a cocer la patata junto con la zanahoria y la calabaza pelada y cortada en trozos. Cubriremos todo bien con agua.
Mientras tanto picaremos muy fina la cebolla y el perejil y los dejaremos aparte. También aprovecharemos para preparar los crostones:
Cortaremos cuadraditos de pan integral, puede usarse el que haya en casa, ya sea de barra o de molde, lo importante es que los cuadritos nos queden más o menos del mismo tamaño. Muchas veces el pan se fríe, pero queremos proponeros una versión más sana e igualmente riquísima. Pondremos los cuadritos de pan en una placa y los tostaremos al horno a 150ºC unos 8 o 10 minutos, el tiempo dependerá del tamaño de los trocitos de pan. Estaremos pendientes y cuando los crostones se hayan tostado de un lado, los moveremos para que se tuesten también del otro. Cuando estén listos simplemente apagaremos el horno y los dejaremos ahí hasta servir la crema.

Cuando las verduras estén cocidas las moleremos con una batidora agregando poco a poco el agua que hemos utilizado para hervirlas hasta obtener la consistencia de crema que deseamos.
En una olla pondremos un chorrito de aceite de oliva y echaremos allí la cebolla para sofreírla a fuego medio. Cuando esté brillante y tierna añadiremos media cucharadita de nuez moscada molida y removeremos un poco. A continuación echaremos encima la crema removiendo para que nada se queme ni se pegue. Agregaremos sal al gusto y una pizquita de pimienta.

Al servir la crema se echarán por encima unos cuantos crostones y se decorará con el perejil picado.

Pasta rellena de crema de tofu y nueces


Ingredientes para 4 personas

250 gr. de pasta tipo paccheri (alternativa: 2 canelones por persona, o algún tipo de macarrón muy grande)
500 gr. de tofu
1/2 taza de nueces picadas
1/2 taza de orejones de albaricoque cortados en trocitos
1 cebolla
1/3 taza de tomate triturado
1/4 de litro de nata de avena (se puede usar nata de soja, pero el resultado no es igual de bueno)
cayena molida
eneldo (se puede sustituir por tomillo)
sal
aceite de oliva

Preparación

En primer lugar pondremos a hidratar los orejones de albaricoque cubriéndolos bien con agua. Los dejaremos así unos 20 minutos para que se hinche la pulpa.
Herviremos la pasta añadiendo un pelín de sal y un chorrito de aceite en el agua y seguiremos el tiempo de cocción indicado por el fabricante. Cuando esté cocida, la colaremos y la dejaremos con agua fría dentro de la olla.
Mientras la pasta está hirviendo, prepararemos la masa para el relleno. Para ello batiremos el tofu, los orejones rehidratados (escurridos) y dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando obtengamos una crema suave y uniforme, agregaremos las nueces picadas y echaremos sal al gusto.
Usando una manga pastelera rellenaremos la pasta y la iremos colocando en una fuente para horno.
Por otra parte prepararemos la salsa. Picaremos la cebolla muy fina y la pasaremos un poco por aceite para sofreírla hasta que quede suave, añadiremos en este sofrito una cucharadita bien llena de eneldo y cayena molida al gusto. Apagaremos el fuego y agregaremos la nata de avena y el tomate triturado. Bañaremos la pasta con esta salsa y meteremos todo al horno caliente y lo dejaremos unos 5 minutos a 175ºC.
La clave de este plato es el contraste entre el toque picante de la salsa y el toque dulce del relleno.
Los ingredientes son para unas 4 personas. Aconsejamos unos 4 paccheri (o 2 canelones) por persona, pues la mezcla de tofu y nueces llena mucho. Es interesante por ello que no sea este un plato único, sino que completemos con otra receta.


Mousse de aguacate con chocolate


Ingredientes
2 aguacates maduros
1 limón
5 cucharadas de azúcar (aunque en realidad se puede añadir más o menos en función del gusto personal. Siempre tomando en cuenta que la mousse se servirá fría y que el dulce se notará un poco menos que a temperatura ambiente)
½ taza de chispas de chocolate amargo
virutas de chocolate para decorar

Preparación
Cortaremos los aguacates a lo largo y sacaremos toda la pulpa. La batiremos con el azúcar y el zumo del limón. Cuando hayamos comprobado que tiene la cantidad de dulce que deseamos, añadiremos las chispas de chocolate y serviremos en recipientes pequeños que guardaremos en el frigorífico hasta el momento de servir la mousse. Debe estar bien fría, por lo que si se prepara con poco tiempo de antelación, se pude meter al congelador unos 20 minutos. Para servir se puede decorar por encima con virutas de chocolate. Bastará con usar un rallador para sacarlas de cualquier tableta de chocolate que tengamos en casa.

Aunque la cantidad de mousse que sale con los ingredientes indicados en esta receta pueda parecer poca para cuatro personas, se recomienda que las raciones sean pequeñas ya que el aguacate es un fruto muy consistente.

Polvorones de canela y naranja




Ingredientes
250gr de margarina 100% vegetal
2 cucharadas de canela en polvo
1/2 taza de azúcar
1 naranja (de la que usaremos 1 cucharada de piel rayada y 2 cucharadas de zumo)
2 tazas de harina integral
3 cucharadas de maizena
1 pizca de sal
1/2 taza de azúcar glass (para la cobertura)
1/3 taza de canela en polvo (para la cobertura)

Preparación

Batiremos la margarina con el azúcar granulado hasta que formen una crema esponjosa. Luego añadiremos todos los demás ingredientes (menos los de la de la cobertura: la media taza de azucar glass y tercio de taza de canela.) Mezclaremos todo bien con un tenedor.

Colocaremos un buen trozo de film plástico y echaremos un poquito de harina bien repartida que nos servirá para que la masa no se pegue. Echaremos encima la masa y la iremos extendiendo a la vez que la envolvemos con el plástico. En esta primera etapa la masa es bastante pegajosa y difícil de manejar, pero con la ayuda del plástico iremos formando un tubo alargado lo más redondo y uniforme que podamos.

Cerraremos bien el plástico para que no entre aire en la masa por ninguna parte (ya que la resecaría) y lo meteremos al frigorífico durante una hora. Transcurrido este tiempo la masa debería estar mucho más firme y se debería poder cortar con relativa facilidad, si no es así, hay que dejarla un poquito más en el frigorífico.

Quitaremos el plástico y cortaremos uno a uno los polvorones sacándolos del tubo de masa que hemos preparado. Los colocaremos en una bandeja para horno. Si se desea, se puede usar papel para hornear, de esta forma será mucho más fácil sacar los polvorones que ya estén hechos y meter los siguientes al horno sin tener que untar de grasa y harina la bandeja cada vez.


Hornear los polvorones a 150ºC durante 15 minutos. Al sacarlos del horno, hay que colocarlos en una rejilla y dejarlos enfriar unos 5 minutos. A continuación se preparará una bolsa pequeña de plástico en la que echaremos el azúcar glass y la canela en polvo para la cobertura. Pondremos los polvorones dentro de la bolsa, la cerraremos bien y, dejando espacio suficiente dentro para que los polvorones puedan moverse, iremos agitando con cuidado para que se cubran bien. Luego los colocaremos en un platito y estarán listos para servir.

lunes, 1 de julio de 2013

Muffins de plátano y manzana para diabéticos



¿Necesitas un muffin sin azúcar? sustitúyela con jugo de manzana natural y jarabe de agave o aguamiel concentrado.
Tiempo: 40 Minutos

Ingredientes para Pan
500 mililitros de jugo de manzana natural
1/4 taza de nuez picada
1 pieza de plátano bien maduro, machacado
3 cucharadas de aceite vegetal
1 pieza de huevo
1 pieza de clara de huevo
1 cucharada de aguamiel cocentrado
2 cucharadas de agua
1 cucharita de canela molida
1 taza de harina de trigo blanca
1 cucharita de bicarbonato de sodio

Ingredientes para topping
3 cucharadas de nuez picada
1/4 cucharita de canela molida

Preparación:

El jugo de manzana lo ponemos a calentar a fuego medio-bajo, hasta que se reduzca a la cuarta parte, para obtener ½ taza de concentrado de jugo de manzana. Sacamos del fuego y dejamos enfriar, antes de utilizar.
Horno precalentado a 180°C
Mezclamos la nuez picada y la canela molida del topping, y reservamos.
Preparamos un molde para muffins con sus respectivos capacillos.
En un recipiente grande, con batidor de globo vamos a revolver: plátano, aceite, huevo, clara, aguamiel, agua y el jugo de manzana concentrado. Batimos muy bien por 1 minuto.
Cernimos la harina antes de utilizarla, para evitar grumos en nuestra mezcla.
Incorporamos la harina cernida junto con la canela a la mezcla húmeda, revolvemos hasta que la harina se haya incorporado, no sobrebatir.
Por último añadimos el bicarbonato de sodio (también lo cernimos), revolvemos a incorporar y vaciamos en los capacillos de muffin. Encima repartimos el topping de nuez y canela.
Llevamos al horno, por aproximadamente 10-15 minutos, o hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.
Retiramos del horno, sacamos del molde de muffin y dejamos enfriar antes de servir y ofrecerlos.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Receta de la crema de aguacate (Especial Embarazadas)


Ingredientes
1 Pera pelada, sin semillas y troceada
1 1/2 tazas de hojas Espinacas baby
4 ramitas Perejil fresco
1/4 Pepino
1/2 Aguacate maduro, sin hueso y pelado
1/2 cucharadita Espirulina en polvo
1 Nuez de Brasil picada gruesa

Preparación
Introduce la pera, las espinacas, el perejil, el pepino y el aguacate en un robot de cocina o una batidora. Bátelos hasta obtener una mezcla homogénea y viértela en un vaso.
Mezcla la espirulina con el agua necesaria para que forme un líquido espeso e incorpóralo al zumo. Decóralo con la nuez y sírvelo.

martes, 23 de abril de 2013

Restaurantes, Kasher en los viajes y Kasher fuera de casa


El popular slogan el “Judaísmo empieza en casa” sigue con el menos conocido “y es vivido y observado en la calle”. La religión judía no es un compartimento mentalizado. Se espera que el judío observe sus tradiciones en todas partes. No es como las religiones que rechazan y huyen del mundo físico. El judaísmo convierte a cada actividad, incluyendo la más mundana, en una oportunidad para conectarse con Di-s. Por consiguiente, si alguien dice: “Yo cuido Kasher en casa, pero cuando estoy en la calle no soy tan cuidadoso”, están malinterpretando el punto. Cuidar Kasher es mantener la identidad judía de uno y la pureza del alma Divina, elevando el mundo a su alrededor. Por lo tanto, no hace diferencia el lugar en donde uno se encuentra…el Kasher debe observarse siempre.

Comer afuera
Comer en cualquier establecimiento, ya sea un restaurante lácteo o de carne, una pizzería, y similar, debería generar una dosis sana de ansiedad y preocupación al consumidor Kasher. El honesto cumplimiento del kasher no es fácil de mantener en un cocina comercial, y debe ser cuidadosamente planificada y monitoreada por expertos en Kashrut.
En nuestras propias cocinas, tenemos control total de la comida y de los ingredientes, de su compra y de cómo son cocinados y preparados. Pero cuando salimos a comer afuera, esto depende de los chefs y de los dueños del establecimiento de comida. Por lo tanto, debemos asegurarnos que venden lo que esperamos: una comida estrictamente Kasher.
Un símbolo de “Kasher” que cuelga de la ventana del establecimiento no lo hace kasher. Este cartel debe ser apoyado por un certificado de una agencia de certificación Kasher reconocida que provee un entrenamiento riguroso a los expertos en Kasher.

Algunas preguntas a tener en cuenta:
1.¿Son los dueños y chefs tan cuidadosos con el Kasher como lo soy yo en mi casa?
2.¿Quién supervisa los envíos de la comida cruda e ingredientes para asegurar que son Kasher y que no sean sustituidos por equivocación por variedades no kasher?
3.¿Hay algún experto en Kasher calificado en el lugar (“Mashgiaj”) supervisando el cocinado y preparación para asegurarse que son Kasher?
4.Para los restaurantes de leche, ¿Es la leche y el queso “Jalav Israel”?
5.¿Son los panes, bollos, galletas, postres, etc, “Pat Israel”?

Estas son unas pocas pregutas que cada consumidor Kasher debe tener en cuenta antes de elegir a dónde va a ir a comer.
Muchos restaurantes Kasher tienen una supervisión constante, confiable y experta, y expone un certificado vigente Kasher de una agencia de certificación  Kasher reconocida. Otros, no son tan cuidados y pueden no tener supervisión del todo. El consumidos Kasher, es por lo tanto aconsejado en averiguar lo arriba dicho por teléfono antes de ir al lugar, o en persona, antes de decidir comer en el establecimiento. Dueños responsables o gerentes estarán dispuestos a proveer las respuestas de manera respetuosa y comprensible.

Comer en casas privadas y en fiestas
Uno debe de prestar extremada atención cuando uno come fuera de casa, incluyendo fiestas privadas, almuerzos de trabajo, y hasta incluso cuando uno cena en la casa de un amigo (para personas que pueden estar en diferentes niveles en la observancia del kasher). A menos que sepas el nivel nivel de Kasher en la compra y preparación de la comida, uno debe ser muy prudente y precaverse (siendo muy delicado, por supuesto). Esto no significa que uno nunca puede comer afuera (aunque haya algunos que realmente no lo hacen), solo que se debe estar alerta a las muchas preocupaciones con respecto al Kasher y a los diferentes temas y consultar a un experto Kasher local cuando uno está en duda.

Catering y planificaciones de fiestas
Tanto como si te han invitado a un evento, o estás planeando uno, debes asegurarte que el encargado del catering tenga una certificación satisfactoria Kasher y esté adherido a la ley de dieta kasher en el nivel más estricto. Cuando se hace un catering en una facilidad no kasher, por ejemplo, el proceso de kasherizar todo el equipo, hornos, cocinas, etc es muy complejo y sólo puede hacerse por expertos conocedores en kasher.
Además, todos los paquetes servidos y comidas preparadas deben de venir de un proveedor kasher que tenga su propia certificación válida kasher. Sin la supervisión experta kasher, hay muchas cosas que pueden “caerse a los agujeros”
Organizadores de eventos, especialmente aquellos que no están familiarizados con las leyes del Kasher, por más buena intención que tengan, pueden introducir comida no kasher o artículos en las canastas que se llevan los invitados, o más sutilmente, usar su aditivo no kasher favorito o utensilio, sin darse cuenta del crítico impacto que puede causar.

Viajes y vacaciones
Viajar mientras uno cuida el Kasher es hoy en día más fácil que en otras épocas. En la mayoría de los supermercados locales, se ofrecen muchos productos con símbolos de Kasher de una agencia de certificación Kasher reconocida, y muchos venden frutas y vegetales sin procesar.
Aerolíneas y muchos hospitales ofrecen comida Kasher pre empaquetada sin aumentar el costo si se lo pide con anticipación. Recuerda que cualquier comida calentada en un horno no kasher debe ser servida con su doble envoltorio de fábrica intacto; de lo contrario, no puede considerárselo Kasher.

La lista de empaque del viajero Kosher:

1.Una variedad de fiambres envasados al vacío y quesos
2.Una caja o dos de Matzá
3.Galletitas y caramelos
4.Comidas que se puedan calentar
5.Cajas de Soya deshidratada
6.Pan congelado
7.Comidas para cocinar en el microondas
8.Nueces, pasas de uva, mermelada
Comida Kasher que puedes encontrar comúnmente en la mayoría de los supermercados, y en resto de las áreas:
1.Frutas y verduras naturales
2.Jugos y bebidas
3.Vegetales enlatados (siempre recuerda buscar el símbolo de Kasher en cualquiera de las comidas procesadas)
4.Cereales y barras de cereales (con su sello)
5.Papas chips (con su sello)
Exclusivas vacaciones “Kasher”
Hoy en día, hasta se pueden encontrar cruceros con el mejor Kashrut. Hay que averiguar sobre el mismo, antes de planear tu viaje.
Además, algunos hoteles se convierten completamente Kasher para las festividades Judías como ser Sukot, Janucá, y Pesaj. En todos los casos, uno debe asegurarse que la certificación Kasher sea de una agencia Kasher reconocida y confiable.

Algunas preguntas populares sobre “Viajando Kasher”

P: ¿Puedo pedir un café u otras bebidas calientes en el avión, o en la estación de servicio?
R: Sí. Sin embargo, debes usar tu propio vaso (o un vaso térmico). También debes evitar los cafés saborizados (a menos que tengan un símbolo Kasher en el paquete), café automático, capuccino, y máquinas espresso siendo que sale leche no Kasher del mismo caño.
P: ¿Puedo entrar a un restaurante no Kasher para una reunión de negocios si me aseguro de no comer nada o comer sólo frutas, o incluso comer algo Kasher traído por mi?
R: Es mejor evitar estas situaciones y buscar otra alternativa. En el caso de verdadera presión (por ejemplo, el sustento de uno depende de esta reunión), uno debe aconsejarse con un Rabino Ortodoxo sobre lo que debe hacer.
P: Cuando estoy fuera de casa, ¿Puedo calentar comida en un horno no Kasher?
R: Sí. Debes asegurarte primero que el horno esté completamente vacío y limpio de cualquier residuo de comida o suciedad. También debes envolver con dos envoltorios lo que vas a calentar. Esto se hace envolviendo muy bien la comida con papel de aluminio. Cuando se usa un microonda, se sustituye el papel o el plástico por papel de aluminio, haciendo pequeós agujeros en diferentes lugares del envoltorio para que el vapor pueda salir.
P: Si voy a una cafetería, ¿Puedo comprar cosas que sé que son Kasher?
R: Es mejor evitar esta situación por Maarit Ayin (crear una apariencia de hacer algo incorrecto), ya que otros judíos pueden verte llevar comida y pensar que todo el resto también es kasher. Cuando uno carga un producto empaquetado, como ser, bebidas, una botella de jugo de naranja o una caja de cereales Kasher, entonces está bien, ya que es similar a ir a un supermercado y comprar algo. Uno, sin embargo, no debería cargar una bandeja con comida, ya que puede aparentar a otros que el lugar ofrece servicio de comida Kasher, cuando en verdad, no es así.

jueves, 4 de abril de 2013

Jalot Tradicional


Ingredientes para la Masa:

4 cucharadas. Levadura seca
5 tazas de agua muy caliente
5 huevos grandes
1 ¼ taza de miel
1 taza de aceite (aceite de canola o de oliva ligero)
2 cucharadas. Sal
Aproximadamente 18 tazas de harina

Para el batido de huevo:
1 huevo
2 cucharadas. miel
1 cda. Aceite

Instrucciones:
En un recipiente muy grande, disuelva la levadura en 2 tazas de agua tibia y dejar reposar unos 15-20 minutos hasta que estén ligeramente espumoso.
Añadir el resto de los ingredientes y la mitad de la harina. Mezclar hasta que se forma una pasta para rebozar sueltos. Agregue el resto de la harina un par de tazas a la vez hasta que la masa esté suave pero no pegajosa.

Cubrir la masa con un paño húmedo o una envoltura de plástico y póngalo en un lugar caliente a elevarse durante aproximadamente 1 hora y media. La masa debe duplicar su tamaño.
Golpee la masa y se deja reposar durante 10 minutos. Dividir en 6 pedazos iguales.

Elija un recipiente muy grande. Esta receta rinde masa suficiente para seis panes, y la masa tiene espacio suficiente para duplicar su tamaño mientras que al alza.
Vierta 2 tazas de agua caliente en el recipiente y espolvoree la levadura en la parte superior. Mezclar brevemente hasta combinado (que está bien si es un poco hinchada) y dejar que la mezcla repose durante unos 15 minutos antes de continuar.

Agregue el resto del agua caliente, el aceite, la miel, los huevos y la sal. Mezclar. Iniciar la adición de la harina, varias tazas a la vez. Mezclar y ver una forma bateador flojo. Mantenga la adición de harina y mezclar hasta que la masa comience a reunirse. Puede que no necesite las 18 tazas de harina, por lo que ir poco a poco hacia el final. Alternativamente, es posible que necesite un poco más. La masa debe ser suave pero no pegajosa. Una vez que la masa tiene suficiente harina, amasar durante un par de minutos. Lo hago en el tazón. (Usted puede hacer esta receta con la mano o con un mezclador.)


Cubra el recipiente con papel plástico o una toalla húmeda y póngala en un lugar cálido para crecer por alrededor de una hora y media. En verano, a veces poner la masa fuera en un lugar soleado. 

Después de una hora y media la masa debe ser el doble de su tamaño original y listo para trabajar.
Golpee la masa y se deja reposar durante 10 minutos antes de dividirse en seis partes relativamente iguales. Yo extender la masa en una línea y cortar con un cuchillo. Cada una de las seis piezas hará una jalá.

Trenza de acuerdo con las fotos y las direcciones anteriores. Coloque los panes en moldes engrasados ligeramente y deje crecer durante otros 40 minutos.


Pinte los jalot con huevo y un pincel y hornee a  375 grados durante aproximadamente 45 minutos. Los  Panes deberan ser dorados y firmes en la parte inferior.
Esta receta rinde para seis panes trenzados. Alcanza  cuatro jalot de tamaño completo Y 8 rollos. 
Listo para empezar? Tome uno de sus trozos de masa, enrollar y cortar en tres (como en la fotografía). A continuación, desplegar cada una de las tres piezas y estarás listo para trenza.

Pellizcar los tres hilos juntos en un extremo y comenzar a trenza. Si tienes el pelo trenzado siempre, ya sabes cómo trenzar jalá. Es exactamente lo mismo. Es un movimiento repetitivo de cruzar los hilos exteriores sobre la hebra del medio. Comience con la cadena derecha, tire de él por el centro por lo que ahora está en el centro. Ahora tire de la cadena de la izquierda sobre el hilo central nuevo, y de nuevo tirar de la cadena justo en el medio. Repita hasta que el pan esté completamente trenzado, después apriete los extremos con fuerza. Para una más limpio, más redondos, meter los dos extremos bajo el pan (ver la diferencia en la foto).
Hacer rollos jalá es un poco más simple. En lugar de cortar la masa en tres partes, cortarla en cuatro. Rollo de cada uno de forma individual según lo representado. Meta las puntas hacia abajo cuando se hace - esto hará que no se desenrolle.


Si usted está encontrando difícil el trenzado, se puede utilizar la técnica de rodillo para hacer grandes jalá redonda también. Simplemente coloque uno de los seis trozos de masa en una línea, se enrolla como la imagen y meter los extremos debajo.

Coloque las bandejas en jalot ligeramente engrasadas, y asegúrese de dejar espacio alrededor de ellos, ya que se extenderá y crecerá durante el horneado.

Coloque las bandejas en un lugar cálido y dejar que la jalá subir por segunda vez, durante unos 40 minutos.
Combine los ingredientes de la mezcla de huevo y pincel sobre los panes. Si usted no tiene un cepillo, se puede utilizar la parte de atrás de una cuchara. Hornear durante unos 45 minutos a 400. Usted sabrá que está listo cuando los fondos de los panes se sienten duros y la parte superior aparecen doradas. Los rollos necesita mucho menos tiempo - alrededor de 20-25 minutos. Para obtener los mejores resultados, deje el pan reposar durante unos 10 minutos, y luego transferirlos a una rejilla para enfriar hasta que esté completamente enfriado.


Saltear 1 cebolla picada y dos dientes de ajo picados en 2 cucharadas. aceite de oliva hasta que se doren. Agregar ½ taza de espinaca picada y rehogar hasta que estén blandas. Mezclar con la mayonesa ¼ taza y 1 cucharadita. sal. Ajustar la cantidad de mayonesa y sal al gusto. Unte la mezcla sobre la jalá y diviértete!